Brokers

Unión Económica y Monetaria Europea


¿Qué es la Unión Económica y Monetaria Europea?

La UEM (en inglés EMU, Economic and Monetray Union) es el área formada por los países de la Unión Europea que comparten un Mercado Común, una divisa única (el euro) y donde se aplica una política monetaria común.

La Unión Económica y Monetaria comenzó con la Unión Económica a través de la integración de los distintos Estados miembros en un Mercado Común en el que cada país debe respetar 4 libertades: libre circulación de personas, mercancía, capital y servicios. Además, se aplica una Política de Comercio Común en los países pertenecientes a dicho Mercado Común.

La Unión Monetaria complementaria a la Unión Económica, completa la Unión Económica y Monetaria mediante la implantación del euro como divisa y moneda única.

La Unión Económica y Monetaria tiene sus antecedentes en la Unidad Monetaria Europea (ECU), creada en 1979. En 1988 se gestó el avance de la Unión Económica con la implantación del euro. De esta forma, en 1989 el Consejo Europeo, partiendo del informe Delors, fijaría el proceso de implementación progresiva del euro. Según el informe Delors tener una moneda única tendría una serie de ventajas como el aumento de la actividad económica por eliminar incertidumbres y costes al realizar operaciones de cambio de divisa (vea Riesgo Cambiario) a la vez que daría mayor transparencia a los precios dentro del Mercado Común, lo que facilitaría la actividad comercial.

Etapas de la Unión Económica y Monetaria Europea

Primera Etapa

La primera fase va de 1990 a 1993. Durante estos años se suprimieron limitaciones a la libre circulación de capital entre los Estados miembros y se potenció la cooperación entre los Bancos Centrales de los distintos países. En 1992 se firmó el Tratado de Maastricht que modificaba el Tratado de la Unión Europea para recoger la UEM así como los llamados criterios de convergencia (condiciones de obligado cumplimiento por los países que quieran integrarse en la UEM en cuánto a tipo de cambio, déficit público, deuda pública e inflación).

Segunda Etapa

De 1994 a 1998. En esta etapa se creó el Instituto Monetario Europeo, organismo predecesor el Banco Central Europeo, y se aprobó los 11 países que cumplían las condiciones exigidas por el Tratado de Maastricht y que formarían la UEM a partir de 1999. Estos once países fueron Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Finlandia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal.

Tercera Etapa

Desde 1999 a 2001 se llevó a cabo la última etapa del proceso de Unión Económica y Monetaria en la Unión Europea que supuso la implantación del euro como moneda única. En 1999 se fijaron los tipos fijos al que se cambiarían cada una de divisas de los Estados miembros de la UEM respecto al euro y se constituyó el Banco Central Europeo que sustituiría al Instituto Monetario Europeo. Desde este momento el euro existiría como unidad monetaria y cotizaría en el mercado forex aunque no entraría en circulación como billetes y monedas hasta el 2002 en sustitución de las anteriores divisas de los respectivos países que desaparecerían tras un tiempo de convivencia con el euro.

Posteriormente se fueron incorporando nuevos países a la UEM y la ampliación de la UEM no está cerrada por lo que se puede decir que esta tercera etapa continúa abierta.