Brokers

Swap de divisas


¿Qué es el swap de divisas?

También conocido como forex swap, es un tipo de producto financiero en el que se acuerda el intercambio de las partes de un préstamo denominado en una divisa por las partes equivalentes de un préstamo denominado en otra divisa. Se pueden intercambiar tanto el capital principal del préstamo como los intereses.

Estructura de un swap de divisas

Un swap de divisas es un derivado financiero OTC (over-the-counter), es decir, negociados directamente entre dos partes sin intervención de terceros, que está íntimamente relacionados con el swap de tipos de interés. A diferencia del swap de tipos de interés, el swap de divisas puede involucrar el intercambio del capital principal. Hay tres formas diferentes en las que se puede llevar a cabo un swap de divisas:

  1. La estructura más simple de un swap de divisas es intercambiar únicamente el principal con la contraparte a una fecha específica futura y a un tipo de cambio acordado en el presente (normalmente el tipo de cambio actual). Este tipo de acuerdo desempeña una función equivalente a un contrato de futuros. El coste de encontrar una contraparte y sacar adelante el acuerdo hace al swap más caro que otros derivados alternativos, motivo por el cual no se suelen realizar como método para contrarrestar cambios en los tipos de cambios de divisas a corto plazo. No obstante, a largo plazo, comúnmente a 10 años, los swaps de divisas donde solo se intercambia el principal son a menudo usados como una forma efectiva de contrarrestar fluctuaciones en el valor de las divisas. Este tipo de swap de divisas es también conocido como forex swap.
  2. Otra estructura de un swap de divisas es combinar el intercambio del principal con un swap de tipos de interés. En este sentido, los flujos de efectivo por intereses no son compensados antes de que sean pagados a la contraparte debido a que están denominados en divisas diferentes. Este tipo de swap de divisas es también conocido como préstamo back-to-back.
  3. La tercera estructura de un swap de divisas es el intercambio únicamente de flujo de intereses en efectivo sobre préstamos del mismo tamaño.

Usos

Los swaps sobre divisas se emplean principalmente con dos objetivos:

  • Para obtener una deuda más barata mediante un préstamo al interés más bajo posible, sin importar la divisa de denominación, y entonces realizar el swap con la divisa deseado por el valor del préstamo. En este caso lo más usado es un swap back-to-back.
  • Como cobertura y reducción de exposición al riesgo cambiario.

Ejemplo de hedge

Imaginemos una empresa suiza que necesita dólares estadounidenses y una empresa de Estados Unidos que necesita francos suizos por un valor en dólares estadounidenses similar al tipo de cambio actual. Ambas empresas podrían disminuir su exposición al riesgo cambiario debido a las fluctuaciones en los tipos de cambio mediante un swap de divisas:

  • Si las compañías ya han obtenido el préstamo que cada una necesita, es decir, ya cuentan con el capital principal, pueden disminuir su exposición al riesgo cambiario mediante un swap sólo del interés. En otras palabras, cada compañía financia el coste del préstamo en su propia divisa nacional.
  • En caso de que las compañías pudieran pedir el préstamo en su propio país y en su divisa nacional, podrían realizar un swap de divisas en el que sólo intercambien el capital principal.

Historia

Los swaps de divisas fueron originalmente concebidos en la década de 1970 para evitar los controles que el Reino Unido imponía sobre los cambios de divisas. Por aquel entonces las compañías del Reino Unido tenían que pagar un impuesto para pedir préstamos denominados en dólares estadounidenses. Para evitar esto las compañías de UK comenzaron a establecer acuerdos de préstamo tipo back-to-back en los que intercambiaban tanto el principal como el interés con compañías estadounidenses que necesitan libras esterlinas. Este tipo de restricciones son en estos días muy raras pero el beneficio del swap de divisas sigue existiendo y de ahí que sigan utilizándose.

Los swaps de divisas de tipos de interés fueron introducidos por World Bank Group en 1981 para obtener francos suizos y marcos alemanes intercambiando los flujos de intereses con la compañía IBM.

Durante la crisis financiera global de 2008, las transacciones de swaps de divisas fueron utilizadas por la Reserva Federal de Estados Unidos para obtener liquidez (transacción llamada swap de liquidez de Banco Central). La Reserva Federal y el Banco Central de paises en vías de desarrollo o de economías emergentes acordaron intercambiar cantidades similares de divisa nacional al tipo de cambio actual y devolverlo al mismo tipo de cambio en una fecha futura determinada. El objetivo era proveer de liquidez en dólares estadounidenses a mercados fuera de los Estados Unidos. La diferencia entre el swap de liquidez de un Banco Central y los swaps de divisas es que, aún teniendo la misma estructura, el swap de divisas es una transacción comercial dirigida por el beneficio de la ventaja comparativa, mientras que el swap de liquidez de un Banco Central es realizado para dar liquidez en divisa doméstica a los mercados, lo que favorecería las inversiones en el país, aún no siendo beneficioso para el Banco Central.

En Mayo de 2011, Charles Munger, de Berkshire Hathaway, acusó a bancos internacionales de facilitar un abuso de swap de divisas por parte de gobiernos. Concretamente acusó de que Goldman Sachs ayudó a Grecia a incrementar el balance de sus cuentas por 1 billón de dólares en 2002 a través de un swap de divisas permitiendo al gobierno griego ocultar el volumen de su deuda real que finalmente saldría a la luz en 2011 (http://www.independent.ie/business/world/munger-slaps-down-disgusting-goldman-role-2635393.html).