Brokers

Riesgo de mercado


¿Qué es el riesgo de mercado?

El riesgo de mercado, también conocido como riesgo sistemático, es el riesgo de que el valor de un portafolio (de inversión o comercial) disminuya debido a cambios en valor de los factores de riesgo del mercado, los cuáles determinan su precio o valor final.

Los factores estándares de riesgo de mercado son:

Medida del riesgo de mercado

Como cualquier otra forma de riesgo, la cantidad de pérdida potencial debido al riesgo de mercado puede ser medida mediante varios métodos o convenciones.

Tradicionalmente la forma más usada para medir el riesgo de mercado es el uso de valor en riesgo (Value at Risk o VaR), una práctica muy aceptada y extendida en la gestión de riesgo a corto plazo. El VaR se define como la pérdida máxima esperada en un determinado período de tiempo.

El método de valor en riesgo para medir el riesgo de mercado contiene varias limitaciones que hacen que pierda exactitud. Estas limitaciones se deben a que este método asume que la composición del portafolio no cambia a lo largo del tiempo de medida. Esta limitación es a menudo aceptable en medidas de riesgo de mercado a corto plazo. A medida que se amplia el período de tiempo que se tiene en cuenta, la variación del portafolio va aumentando pues es mucho más probable que, a mayor período de tiempo, mayores cambios se produzcan en las posiciones del portafolio, siendo cada vez menos relevante la medida del valor en riesgo (para más info vea valor en riesgo).

Otros métodos de medida de riesgo de mercado es la simulación histórica y la varianza-covarianza (mide la variabilidad histórica del rendimiento de activos financieros), ambos asumen una correlación entre eventos pasados y futuros, lo cuál deja de ser efectivo en momentos de estrés en el mercado, situaciones en las que el nerviosismo de los inversores y situaciones más o menos extremas pueden derivar en un comportamiento totalmente nuevo o inesperado.

Gestión del riesgo de mercado

La gestión del riesgo de mercado se realiza mediante planes de procedimiento ante determinados comportamientos de los factores de riesgo que afecten al valor de un portafolio en contrato.

La gestión del riesgo de mercado implica una serie de pasos secuenciales. El primero es la identificación de los factores de riesgo que afectan al portafolio. Una vez identificados los factores de riesgo de mercado, se procede a la cuantificación del riesgo de mercado y se realizan test de sensibilidad a las variaciones de los factores de riesgo aplicando colecciones de valores de riesgo de mercado históricas conocidas. De esta forma se puede establecer un plan ante posibles escenarios debidos a los cambios en el valor de los factores de riesgo.